Templos del producto.

FullSizeRender-1 (1)

Aquel día terminé de dar clase en el Bellamar y recogí  a Rafa. Carlos, @MisterEspeto , a quien habíamos conocido un año antes, nos llevaba a Los Marinos. Tampoco recuerdo muy bien cómo surgió que nos reuniéramos a comer. Tampoco importa. Ayer Rafa, @Rafael_García , me envió este libro tras visitar el FM de Granada. “Te va a gustar”.

.

.

Tampoco estoy ya muy al tanto de las novedades editoriales gastronómicas, estoy demasiado amarrado a la harina y a todo lo que este mundo me aporta como para volver al sopor del artificio y esa “mejor comida de siempre”  con que nos bombardean las redes, l@s “fudis” y sus pescadores de supuestas tendencias. Estoy convencido que me pierdo mucho y añoro a mi pesar aquella impaciencia que tenía para adquirir el último libro que salía a la venta, con magnífica estampa y mejor crítica. Menos añoro los “a cien euros”.

Templos del producto tiene mucho de lo que envidio y no detesto, reacción esta muy humana, la que obliga a que cuando no llegas, menosprecias.  Tiene también la de ese viaje que si tuviera que pagarme no podría pero que agradezco que me lo cuenten con la seguridad de que quien lo ha hecho ha comido tanto, tan bien y seguro que tan mal, que otorga credibilidad al relato.

Ver las fotos dentro de unos años, no creo que demasiados, y  comprobar que algunos de esos bichos han desaparecido, nos hará rascarnos al nuca, encorvar el cuello y aseverar que aquellos tipos bien sabían lo que hacían: documentaban la decadencia del producto cuando aún existían radicales del mismo.

Quizá Borja Beneyto @matoses y Carlos Mateos @MisterEspeto sean dos tipos excesivos, como este libro. Quizá dos visionarios o dos tarados de la mesa, de la buena mesa.  Leer las historias de los protagonistas del libro llenas de éxitos, fracasos, pundonor y verdad no dejan indiferentes. Para escribirlas no basta con la visita. A mí me han hecho un favor: soñar con arrancar hoja tras hoja esta agenda del buen vivir. Gracias.

*A Carlos Mateos tendré que agradecerle aquella visita a Los Marinos, siempre en mi boca a la hora de recomendar sistios desde mi absoluta ignorancia. A Matoses siempre le agradeceré sus recomendaciones sobre su amada Menorca.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s