Embutir no es descubrir

IMG_2859

¿Por qué  los hoteleros no prestan más atención a los productos de la tierra donde están sus establecimientos? ¿Por qué los desayunos que uno se toma en un hotel rural, de aldea, son tan parecidos a los que puedes tomar en un hotel de Madrid, o de Barcelona, o de Bilbao, o de Málaga…? ¿Y si los clientes lo que damos a entender es que necesitamos embutirnos de lo que haya para así “aguantar” toda la mañana?

Te vas a un hotel o casa rural  y aparece en una bandeja de desayuno un queso de barra industrial perfectamente cortado y apilado. A su lado, el fiambre de york, el jamón loncheado y el chorizo en barra… Bollos de pan que al cortarlos la miga se enrosca como un armadillo y bollería que bien podría ser combustible para un candil.

“¿Pues a qué hoteles vas tú?”, me preguntaréis. Bueno, pues desde sitios con logotipos de postín, hasta casas más humildes…

Y mientras, publicidad institucional sobre productos agroalimentarios en prensa, radio y televisión. Pues bien, a lo mejor es mucho más barato que todo eso que anuncian sea puesto, por ejemplo, en una mesa de desayuno. Imagine, señor gestor/político, imagine y haga números porque por las casas rurales, hoteles y hostales de su comunidad autónoma han pasado  miles de visitantes que, como es lógico, en su inmensa mayoría han desayunado tras una ducha y lo que se han encontrado es tan parecido a lo que pueden comer en casa que sí, se han sentido como en ella, pero no han descubierto nada que les haya sorprendido, ningún producto que buscar en tiendas o colmados, ningún viaje fuera de la ruta marcada.

El turismo, y más el rural, creo que debiera medirse también por la capacidad de sorpresa y curiosidad que es capaz de proporcionar el destino en su versión gastronómica, que también es cultural, que también es económica.

Anuncios

3 pensamientos en “Embutir no es descubrir

  1. No debiera haber mayor satisfacción que tus huéspedes quieran comprarte la bollería o el pan o la empanada de tus desayunos, y que te pregunten donde comprar esos chorizos exquisitos o esos quesos y eses vinos!
    Toco madera.

    • Sin conocer tu casa, sé que prarticas la curiosidad y la sorpresa. Pero bien sabes, y lo hemos hablado, es un mal endémico. Tú que sabes de esto, sabrás que las administraciones se gastan una pasta en promocionar lo agroalimentario, y que ese dinero se va en campañas carísimas con caras bonitas, cartelería, etc que no se comen. Por un queso, un dulce, un embutido, una verduram una conserva en esas mesas y verás qué retorno tiene. En fin. Gracias por seguirme, majos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s