Agencia “Indolencia”.

Queridas agencias de comunicación que enviáis correos sin personalizar. Queridísimas agencias que no respondéis a correos cuando se declinan invitaciones. ¿De verdad que esto lo explican en la facultad, en los máster “del universo”, son las normas a aplicar que os han impuesto los jef@s?

Modales, buenos modales, porque si lo que se establece entre agencia e individuos es una comunicación, ésta ha de ser completa. Porque si hay interés en ese envío, en esa invitación, ha de ser real, de lo contrario se notará la indolencia.

De no cambiar esta actitud tan desidiosa os convertiréis en repartidores musculados de flyers, vía email, con cordones de oro al cuello y el paquete de Marlboro metido a presión entre el deltoides y la manga.