Matahambre. 11 de febrero de 2013

En algún tocho de cocina mexicano que fatigué recientemente, en el enunciado de muchas recetas rezaba “rinde para dieciocho raciones”. Aquí y ahora, nadie tiene familias tan desmedidas.

Así comienza una de las recetas del libro de Abrahám García De Tripas Corazón, en concreto Matahambre de ternera relleno de sus mollejas. Es un libro que he regalado y que busco en invierno, cuando el frío arrecia y la única casquería del Mercado del Val está pletórica. Memorable escritura.

Desde que tengo memoria, en casa, mi madre y antes mi abuela, hacen un rulo de carne de ternera en el que meten pimiento morrón y verde  asados, huevo duro, jamón y aceitunas , que atan y guisan en aquellas ocasiones en las que la casa se llena de familia. Hay variantes, muchas veces los hacen de solomillo de cerdo y otras de pollo. Ni que decir tiene que ese plato, con la salsa pasada a pasapurés, con unas patatas fritas hechas como una torta, y con buen pan, da muchas alegrías y largas sobremesas. Esta receta me recuerda al Matahambre…..

¿Cuánto hambre hay a nuestro alrededor? Demasiado, inexcusable, intolerable, impropio de una sociedad que aboga por la igualdad y que es chuleada. Pero, ¿cuántos hambrientos se ven por la calle? Pocos, muy pocos. ¿Y protestando? Menos.

A toda esta corriente que aboga por fijar la caridad como lo contrapuesto a unos servicios sociales públicos, olvidando que son un derecho como la sanidad y la educación, le está yendo bien. El parecer “pobre sobrevenido”, el temor a perder lo poco o nada que se tiene, el estar aún mantenido por pensiones míseras que estiran “menús” sobre una mesa en la que se sientan ancianos, niños, jóvenes….; todo  es un bálsamo para  aquellos que fijan posición mirando los datos estadísticos, el número de manifestantes, las dimensiones de las colas del paro, el intolerable “matahambre” que oculta en su rulo el fracaso de una sociedad civil que quiso, y no,  cobrar en B para parecer de clase A, que perdona la corrupción dependiendo de las siglas del partido a la que pertenece, que escucha la radio que le reconforta, que lee el periódico que le da la razón.

¿Queda mucho para llegar al fondo?

chulear.

(De chulo).

1. tr. Zumbar o burlar a alguien con gracia y chiste. U. t. c. prnl.

2. tr. Abusar de alguien, explotarlo.

3. tr. El Salv., Guat. y Méx. piropear.

4. tr. El Salv. alabar.

5. prnl. jactarse.

Anuncios

2 pensamientos en “Matahambre. 11 de febrero de 2013

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s