Foodcast para un viernes. Jaguar

Lo inalcanzable en gastronomía es cada vez más aquel amor platónico que en la adolescencia, en mi caso, era una profesora, la dependienta del pan o la vecina diez años mayor. Soñar un viernes con dos pasajes de avión a Girona, Alicante, París, Santiago, Marbella es un acto preadolescente, inalcanzable. Nunca lo lograrás ni juntando las propinas, ni la sisa de las vueltas del pan y ni con lo juntado podras comprar una sortija de bisutería, para dejarla escondida, pero visible, entre los apuntes, debajo del papel encerado del choped o en el buzón.
Los bloggers y twitteros, unos más que otros, somo campañas publicitarias llenas de felicidad que pueden competir con el spot de Damm. Ayer, mientras veía el último capítulo de Mad Men, me di cuenta que la publicidad muestra lo inconquistable, buscando que el producto sea el amor platónico de, en este caso, el lector. Buscamos posicionarnos y ser envidiados, pues eso nos hará diferentes. Nuestros post y vivencias queremos que sean el Jaguar, lo inalcanzable.

P.D: Intentaré todos los viernes colgar un foodcast, como antes hacía.

Anuncios

6 pensamientos en “Foodcast para un viernes. Jaguar

  1. Qué bueno leerte de nuevo sin estar sometido a las estrecheces de los ciento y pico caracteres.

    Por cierto, me encantan las campañas de Estrella Damm, aunque ese universo simbólico que nos presentan me termina por generar una cierta frustración por inalcanzable.

    • Ya sabes, Pisto. Soy como las cabareteras, nunca se retiran aunque su cuerpo diga ¡basta!
      Yo firmaba ese universo de Damm, ahora mismo, con el dinero justo, sin complicaciones, con amigos y familia, con una casa así, allí…
      Abrazo, rey!

  2. Pues “bienvenido” a casa campeón. No hace falta que pongas ni fotos, yo cuando cuentas lo de las lenguas de lechazo, o los ajos confitaos o una simple torta de aceite y un buen cafe, un poné,
    es que me animo una barbaridad, fíjate tú si seré simple. Así que si cuentas cómo se come en Marbella, en Sigüenza o en San Petersburgo pues me se vuelven los ojos en blanco. Y ya con foticas…

    En fin, que me alegro del retonno. Majete.

    Un abrazo.

  3. Pos mecagüentó, coño!. Uno andaba liado y hacía tiempo que no visitaba los blogs amigos, paso por tu ex casa y me pego un susto de pelotas. Menos mal que me leí los comentarios. concretamente el último en el que avisabas de tu nueva dirección. A eso le llamo yo política informativa eficaz.
    Paso raudo a actualizarte en el blogroll o como se diga.

    Un abrazo.

    • Cuando uno se va hay que hacer poco ruido. Como mucho mandar saludos. La cosa fue así. Juré, que ahora es algo así como escribir en Twitter, que no me subastarían, que permanecería por palabra dada. Y eso es todo.
      Me alegra de que vengas a verme de vez en cuando. Y me alegra, lo sabes, que me des caña. 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s